Me siento feliz en el trabajo

Cómo sentirse o ser feliz en el trabajo

Hacer que tu trabajo sea significativo, algo especial, algo que te llame o reclame todos los días es a través del Disfrute y la motivación en el trabajo mismo.

Realizar el mismo trabajo todos los días puede hacer que sea difícil sentirte motivado todas las mañanas, pero es completamente normal que suceda de vez en cuando. La motivación es algo con lo que muchas personas luchan en algún momento de su carrera. Sin embargo, con un examen de conciencia y un poco de iniciativa, deberías poder volver a disfrutar del trabajo en poco tiempo.

 

Evalúa tu papel y el papel que esperas cumplir en el trabajo. ¿Qué es lo que haces en realidad? A veces, tener un nuevo sentido del trabajo puede ayudarte a olvidar las molestias de todos los días que amenazan con debilitar tu motivación y ayudarte a concentrarte en hacer el trabajo.

¿Existen trabajos que sientes que podrías hacer bien?

¿Quisieras abordar esos y otros proyectos?

Piensa en por qué estás trabajando y por qué eres el indicado para el trabajo.

¿Dónde te ves trabajando en 1 o 2 años?

¿Cómo te ayuda tu trabajo actual a alcanzar ese objetivo?

¿Si necesitas ayuda para conseguir ese objetivo, la reclamas??

Busca o crea tareas donde puedas usar tus habilidades. Si tu trabajo no encaja con tu pasión o con tu conjunto de habilidades, busca una forma de hacer que encaje. Por ejemplo, si te encanta escribir, podrías ofrecerte a redactar el boletín de la empresa, artículos de redes sociales en referencia a destacar anuncios, comentándolo con la persona responsable al marketing de la misma u ofrecerle sugerencias a tu jefe sobre las formas de mejorar la copia en tu sitio web. Aporta un poco de tu propia personalidad en tu trabajo y te darás cuenta de que la motivación se ocupa de sí misma.

Dale seguimiento a las tareas y a los quehaceres y márcalos cuando estén terminados. Una forma rápida de mantener la motivación en el trabajo es mirar lo que ya terminaste. Marcar la lista de tareas es una buena forma de mostrar lo mucho que has hecho en un día. También es una forma excelente de darles seguimiento a las metas generales y demostrarte cómo se unen las tareas pequeñas y aparentemente sin importancia para completar un proyecto más grande.

Establece metas y celebra los logros de cada etapa. Trabajar no siempre es divertido. Pero la mejor forma de mantenerte motivado y disfrutarlo al hacer tareas tediosas o difíciles es recordar la meta final. Las mejores metas son las personales que significan mucho para ti, lo que hace que sea mucho más fácil motivarte.

Después de completar una etapa, como terminar el primer capítulo de un manuscrito o completar los informes de gastos a tiempo, recompénsate. Celebra tus logros y serán mucho más significativos.

Tus metas no tienen que estar relacionadas con tu trabajo actual. Podrías estar ahorrando para volver a la Universidad o esforzándote para ascender en la empresa y tener un mejor trabajo también.

Enfócate en las razones para trabajar, no en las razones para no hacerlo. Los pensamientos negativos tienen una forma de pudrirse, crecer y empeorar cuanto más piensas y hablas de ellos. En lugar de hablar siempre de un jefe terrible, complicado, de las tareas difíciles y de los compañeros de trabajo molestos, piensa en las cosas que disfrutas. Haz una lista de los aspectos positivos de tu trabajo y trata de pensar en ellos cada vez que te escuches quejándote o pensando en los aspectos negativos.

Organiza y programa tu trabajo. No te obligues a volver a motivarte todas las mañanas para trabajar. En lugar de eso, convierte tu trabajo en un hábito, algo que haces y terminas en una cantidad fija de tiempo. Programar tu trabajo y apegarte a ese horario le enseña al cuerpo y a la mente a encender el «modo de trabajo» cuando necesites trabajar, llegar a tu escritorio, zona de trabajo y terminar las tareas mucho más rápido.

Organizar tu escritorio y limpiar tu espacio de trabajo es una forma excelente de hacer que el trabajo sea más manejable. Un espacio de trabajo organizado es clave para tener una mente organizada.

Aléjate del reloj. El tiempo solo parecerá que se mueve más lento si consultas el reloj cada 5 minutos. En lugar de contar el tiempo que te queda del día, usa la lista de verificación para ver cuántas tareas te quedan y cuántas puedes tachar. Conviértete en una persona orientada a las metas, no al tiempo, para tener más motivación.

Busca un trabajo que te sientas motivado a hacer. Si no hay nada que te obligue a conservar tu puesto de trabajo antiguo y no puedes encontrar ninguna motivación en lo que haces, es hora de empezar a buscar en otros lugares. El trabajo que disfrutas o te parece significativo te motivará por sí mismo. Si no puedes encontrar la voluntad para seguir trabajando durante semanas enteras y no tienes expectativas a largo plazo que puedan mejorar las cosas, deberías considerar la posibilidad de cambiarte a un nuevo puesto.

Pero vamosssss!!!!

Si no te lo pasas bien en tu empresa, sino te motivas a diario con algo nuevo, excepcional, creatividad continua, creencia en uno mismo, reinventarse, querer crecer en todos los ámbitos a diario, te debe de dar igual dónde trabajes, ya que no encontrarás la felicidad ansiada en lo laboral.

Te dejo una anecdota de cuando Jhon Frank Kennedy visitó la Nasa y saludo a un trabajador de la limpieza que estaba allí en ese momento trabando al pasar a su lado,

JFK .¿Hola buenas que tal?

Empleado. Pues muy bien, aquí ayudando a llegar a la luna a la Nasa.

Sobre Antonio Murcia 43 Artículos
ANTONIO MURCIA LÓPEZ es delegado gerente en tres empresas relacionadas con el transporte terrestre tiene una dilatada experiencia en el ámbito del crecimiento y desarrollo personal como profesional. Tras acabar un Master MBA Empresariales en Dirección y Gestión de una Pyme en IOE Madrid Universidad Rey Juan Carlos y un Master MBA Empresariales Dirección y Administración de Empresas en EFEM con sello de La Universidad de Burgos. Se especializó en Dirección y Gestión de Recursos Humanos , durante casi veinte años (selección, motivación, valoración de puestos de trabajo, gestión y evaluación del desempeño, equipos de alto rendimiento, liderazgo, Coach, gestión por competencias, comunicación interna, política retributiva, planes de carrera, Coaching y Mentoring, actitud positiva , inteligencia emocional, Programación neurolingüística, calidad y atención al cliente) además de poseer múltiples títulos y especialidades enfocados en el capital humano en una pyme, añade que, dónde más ha aprendido ha sido a través de la experiencia de haber logrado el éxito y haber fracasado a la misma vez. Su verdadera llama de inspiración siempre ha sido el “reinventarse y la creencia en uno mismo”. También es Autor del libro de éxito "Sólo depende de Ti". Antonio, nos pone al alcance un libro único , cómo el propio autor, y un blog dónde podrás ir alimentándote de herramientas para llegar a alcanzar tu verdadero punto optimo de felicidad y éxito en la vida personal cómo en lo profesional. Su libro, te aportará un antes y un después si decides leerlo. "Tu cerebro ya no será el mismo después de leerlo, tu vida tampoco". Mucha SUERTE en tu camino en la vida. Un enorme abrazo. Antonio Murcia López.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*