La rutina de los superheroes en el trabajo

Las constantes entradas y salidas de clientes, servicios o productos en la empresa, así como estar constantemente tratando con gente al teléfono, reuniones semanales o diarias, hace que no sea un trabajo de postrarse en la oficina todo el día con las mismas personas. Sin embargo, como en cualquier trabajo, existe el riesgo de caer en la rutina e irse desincentivando con el paso de los años.  Aquí tenemos algunos consejos para evitarlo.

Está científicamente demostrado que si siempre utilizamos los mismos circuitos neuronales para desarrollar nuestra actividad física y mental, caemos en una rutina que puede atrofiar nuestro cerebro. Por eso, los nuevos retos pueden producirnos pereza, ansiedad o miedo, se debe a que nuestro cerebro está demasiado acomodado en la rutina. Por el contrario, los nuevos retos deberían motivarnos y crear nuevas conexiones cerebrales, para ser capaces de mirar de frente a los nuevos obstáculos y encontrar soluciones. Dicho esto, ahí van algunos consejos:

El orden del factor no altera el producto:  Si estás acostumbrado a organizarte las tareas del día siempre del mismo modo, rompe ese esquema. No para ponerte otro diferente y seguir repitiéndolo, sino un esquema que te permita cambiarlo cada día, según te convenga.

 

Apuesta contigo mismo para ganar: Una  manera de mantenerse incentivado es la de ponerse un objetivo y, de alguna manera, competir con uno mismo para conseguirlo. Por ejemplo, apuéstate a ti mismo que tardarás solo 2 meses en conseguir ese cliente que tanto te cuesta, acostúmbrate a ello y empezaras a apuntarte tu propio ranking de éxitos. Eso sí, sin obsesionarse y sabiendo que si no lo logras en el tiempo que te habías establecido, es solo una meta en plan de juego, pero no lo abandones.

Salir del castillo. Salir de la oficina o empresa, no tiene que ser necesariamente en la hora del almuerzo y tampoco tiene que tener un lugar concreto para ir. Un cambio de lugar  aunque solo sean las vistas que nos señalan las montañas frente a su edificio, le servirá para recargar sus baterías.

 

Recíclarse y reinventarse: en cualquier sector surgen nuevas aplicaciones tecnológicas o nuevas teorías que se pueden aplicar en el trabajo.  Es otra forma de no caer en la rutina y sentir que estás siempre renovando tus conocimientos y capacidades. Asiste a cursos de formación, lee libros frescos del sector, averigua nuevas aplicaciones web para organizar tu trabajo, aprende a hacer presentaciones creativas o anunciar tus proyectos de una forma innovadora. Además de evitar el aburrimiento, te convertirás en una persona con más recursos, y por lo tanto, más competente.

Realice ejercicio y no use el ascensor y el auto para hacerlo todo. La próxima vez que esté a punto de tomar el ascensor, pregúntese ¿Por qué no dirigirse a la escalera? Si su oficina está en el séptimo piso, quizás es poco probable que lo haga, pero si debe bajar o subir un piso, puede elegir esta opción para realizar un poco de ejercicio extra.

 

Cambie de iluminación, cambiará todos sus aspectos. Esto podría significar la obtención de una nueva lámpara de escritorio o cambiar la bombilla a una intensidad diferente o dejar simplemente que entren los rayos de sol.

 

Solicita nuevos retos, eres un superheroe: Si trabajas para una gran empresa en la cual hay distintas tareas o jerarquías, pídele a tu jefe que te incluya en nuevos proyectos o áreas que te interesen. Para ti, sentir que cuentan contigo será un motor para seguir esforzándote; y para el jefe, ver que estás motivado y con ganas de seguir creciendo y aprendiendo, un aliciente para promocionarte.

No sea una estatua todo el día. Quizás no esté preparado para pasar el día entero de pie, pero puede buscar excusas para levantarse de su puesto de vez en cuando como por ejemplo, para contestar el teléfono, para abrir la puerta o recepcionar cuando un cliente o compañero entra a su oficina o para recuperar un documento de la impresora.

 

Contacto verbal y visual mejor que usar el correo electrónico. Es uno de los mayores beneficios de trabajar en una oficina. Aunque a veces la mejor forma de hacer las cosas es por correo electrónico, esto puede complicar un tema que se podría resolver en dos minutos de conversación por teléfono, o mejor aún, cara a cara.

Recarga las pilas, despéjate en tu tiempo libre: al salir del trabajo y los fines de semana aprovecha para hacer actividades al aire libre, deporte, quedar con los amigos, jugar con tus hijos y todo aquello que te guste. Tener la mente despejada y satisfecha gracias a hacer lo que te gusta, es bueno para tu salud y para mantener una actitud positiva ante la vida y el trabajo.

 

¡No todo es trabajar!. Si usted suele comer en su escritorio, en su empresa, en su trabajo, trate de tomar un paseo al mediodía o si decide quedarse, trate de leer algo de placer como una revista o una novela en lugar de utilizar este tiempo para simplemente trabajar más. Así mismo, si se compromete a almorzar con un amigo o compañero de trabajo (preferiblemente que no trabaja en la misma empresa), usted estará obligado a salir de la oficina, por lo menos de vez en cuando.

Use diferentes tronos de rey en la oficina. Puede sentarse en una pelota grande en lugar de una silla giratoria. Si esto no se ajusta a su estilo, puede probar una silla al lado de su escritorio o un sofá. Algunas empresas permiten a los empleados reservar una sala de conferencias para conseguir un poco de intimidad o un cambio de escena.

 

Varíe su salida y llegada a la oficina. Esto podría tener otros beneficios como la reducción de la cantidad de tiempo que pasa en el tráfico (si va en auto), mejorar sus posibilidades de conseguir un asiento en el transporte público o el cambio de las personas que interactúan con usted a lo largo del camino.

 

Espero que te hayan sido útiles estos consejos y los apliques para mantenerte motivado en tu día a día en el trabajo.

Un saludo.

Sobre Antonio Murcia 38 Artículos
ANTONIO MURCIA LÓPEZ es delegado gerente en tres empresas relacionadas con el transporte terrestre tiene una dilatada experiencia en el ámbito del crecimiento y desarrollo personal como profesional. Tras acabar un Master MBA Empresariales en Dirección y Gestión de una Pyme en IOE Madrid Universidad Rey Juan Carlos y un Master MBA Empresariales Dirección y Administración de Empresas en EFEM con sello de La Universidad de Burgos. Se especializó en Dirección y Gestión de Recursos Humanos , durante casi veinte años (selección, motivación, valoración de puestos de trabajo, gestión y evaluación del desempeño, equipos de alto rendimiento, liderazgo, Coach, gestión por competencias, comunicación interna, política retributiva, planes de carrera, Coaching y Mentoring, actitud positiva , inteligencia emocional, Programación neurolingüística, calidad y atención al cliente) además de poseer múltiples títulos y especialidades enfocados en el capital humano en una pyme, añade que, dónde más ha aprendido ha sido a través de la experiencia de haber logrado el éxito y haber fracasado a la misma vez. Su verdadera llama de inspiración siempre ha sido el “reinventarse y la creencia en uno mismo”. También es Autor del libro de éxito "Sólo depende de Ti". Antonio, nos pone al alcance un libro único , cómo el propio autor, y un blog dónde podrás ir alimentándote de herramientas para llegar a alcanzar tu verdadero punto optimo de felicidad y éxito en la vida personal cómo en lo profesional. Su libro, te aportará un antes y un después si decides leerlo. "Tu cerebro ya no será el mismo después de leerlo, tu vida tampoco". Mucha SUERTE en tu camino en la vida. Un enorme abrazo. Antonio Murcia López.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*