El equipo humano y los objetivos en la empresa

Los continuos cambios obligan a las compañías a estar en constante alerta y a ser ágiles para adecuarse a las nuevas necesidades. El éxito radicará en su capacidad de amoldarse.

Nos encontramos en un mundo de constante cambio, de nuevos retos y, sobre todo, de una imparable competitividad que surge en ocasiones multiplicada de forma exponencial dada la dinámica de “todos contra todos” y la gran velocidad que el reciente nuevo mundo globalizado nos presenta. Es indiscutible el imperativo de la innovación y renovación continua de nuestros productos y servicios y en definitiva de nuestra estrategia. Los retos de las empresas hoy en día están en mantenerse alerta a todas esas variables y necesidades que van surgiendo e incorporarlas eficazmente. Se necesita de una gran agilidad y versatilidad frente a la propia inercia de las compañías. Sobre todo aquellas empresas que busquen diferenciarse de sus competidores a través de innovaciones y cambios en su modelo de negocio, que garanticen una propuesta de valor uno a para sus clientes, y necesiten enfocar todo su potencial hacia la diferenciación y la búsqueda de impacto y efectividad en el uso de sus recursos.
“El futuro no se prevé, se prepara”
Esta cita del filósofo francés Maurici Blondel nos apunta la importancia de ser capaces de adaptarnos y prepararnos de forma eficaz, aun considerando que cualquier empresa forma parte de ese mismo cambio y de la definición de esas nuevas necesidades.
«Uno de los mayores retos de las empresas radica en el alineamiento estratégico de todas las áreas»
El último escándalo de la multinacional alemana Volkswagen sobre la emisión de partículas contaminantes pone en evidencia como una gran empresa líder en su sector ha de gestionar una crisis sin precedentes. Situaciones como esta demuestran la importancia de tener un sistema que nos permita reaccionar de forma rápida, estratégica y eficaz.
De ahí que uno de los mayores retos de las empresas y, en especial de las grandes, radica en el alineamiento estratégico, es decir, como seremos capaces de llevar a la práctica nuestra estrategia y coordinar así a las distintas áreas y recursos de las mismas.
Esta es la misión imposible de gran parte de las organizaciones,conseguir alinear la estrategia empresarial con los sistemas de recursos humanos, y realizárlo de forma rápida y controlable.
De misión imposible a realidad
La clave de éxito es muy sencilla, pues radica en que cada integrante de la organización contribuya desde su posición, su departamento y su región a los objetivos estratégicos de la compañía y sean capaces de ajustarlos y amoldarlos de forma flexible y continua. Lo realmente difícil viene a la hora de gestionar un ejercicio que a priori resulta muy sencillo. Y es que sólo el 7% de los empleados comprenden las estrategias comerciales de la empresa y saben lo que se espera de ellos para que la empresa pueda alcanzar sus objetivos.

                               ¿QUE DEBEMOS TENER EN CUENTA?
Primero, el establecimiento de objetivos. Traducir la estrategia en términos operativos, es decir, en objetivos SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y en tiempo predefinido. A menudo, la tarea de establecer objetivos en toda la empresa resulta aún más difícil que cumplirlos. Al utilizar un sistema automatizado de gestión del desempeño, la empresa puede modernizar el proceso de establecimiento de objetivos.
Segundo, a la hora de alinear la organización a la estrategia de forma eficaz, con programas de gestión empresarial control y procesos de producción, éstos ofrecen la posibilidad de establecer estos objetivos a modo cascada, alineados con la estrategia corporativa, de una forma rápida, sencilla y, lo más importante, con trazabilidad.
Una vez que el empleado encuentra la manera de contribuir directamente al éxito de la empresa, se concentra en buscar formas de trabajar de manera más inteligente y eficaz. Este aumento en la productividad del empleado, desde luego, incrementa los márgenes operativos y la rentabilidad de la empresa.
Tercero, convertir la estrategia en rutina. Toda empresa ha de ser capaz de, a corto plazo, utilizar lo mejor posible sus recursos para adaptarse a los cambios inmediatos, pero aún más importante, a medio y largo plazo, facilitar su adaptación al entorno competitivo para lograr así un desarrollo organizativo permanente.
“Solo el 7% de los empleados
Comprenden las estrategias 
Comerciales de la empresa y 
saben lo que se espera de ellos”
La forma de cómo conseguirlo se basa en que todos los integrantes de la organización sean capaces de tocar una melodía de forma coordinada y cambiarla a toque de batuta.
Los objetivos individuales han de ser susceptibles de cambio y ajuste, y esto sólo es posible si incorporamos en nuestras organizaciones una gestión del rendimiento continúa. Donde sea práctica habitual tanto la revisión del rendimiento como el reajuste de objetivos. De esta forma las empresas aseguran que la actividad de sus empleados se ajusta a los objetivos marcados, y que se pueden poner en marcha planes de mejora del rendimiento. Esto posibilita la idea de hacer de la estrategia un proceso continuo, dinámico y llevado a su ejecución, consiguiendo al mismo tiempo una capacidad de adaptación rápida y eficaz frente a los cambios.
Una tecnología que pueda ofrecer en todo momento un reporte de situación sobre el estado de consecución de esos objetivos es fundamental, para lograr que la gestión por objetivos trabaje a nuestro favor y no en nuestra contra.
En definitiva, algunos objetivos sólo pueden lograrse mediante los esfuerzos combinados de muchas personas. Al organizar en cascada y alinear objetivos a través de varios empleados, se puede crear una atmósfera corporativa de responsabilidades compartidas que conducen al éxito de la empresa. Una solución automatizada de gestión del desempeño simplifica en gran medida la tarea de establecer estos objetivos conjuntos y ayuda a que toda la organización trabaje en conjunto para lograrlos. Así mismo se aceleran las mejoras en el desempeño, al vincular las revisiones directamente con el desempeño de los objetivos.
A través de la planificación de objetivos se puede conducir directamente los principios de dirección que se esperan de todos los Líderes. La definición de metas SMART, basadas en la estrategia de la empresa, ayuda a clarificar las expectativas, asegura que los empleados se centran en las cosas correctas y establece el marco para conducir conversaciones significativas en el crecimiento, el desarrollo y el éxito.
Sobre Antonio Murcia 43 Artículos
ANTONIO MURCIA LÓPEZ es delegado gerente en tres empresas relacionadas con el transporte terrestre tiene una dilatada experiencia en el ámbito del crecimiento y desarrollo personal como profesional. Tras acabar un Master MBA Empresariales en Dirección y Gestión de una Pyme en IOE Madrid Universidad Rey Juan Carlos y un Master MBA Empresariales Dirección y Administración de Empresas en EFEM con sello de La Universidad de Burgos. Se especializó en Dirección y Gestión de Recursos Humanos , durante casi veinte años (selección, motivación, valoración de puestos de trabajo, gestión y evaluación del desempeño, equipos de alto rendimiento, liderazgo, Coach, gestión por competencias, comunicación interna, política retributiva, planes de carrera, Coaching y Mentoring, actitud positiva , inteligencia emocional, Programación neurolingüística, calidad y atención al cliente) además de poseer múltiples títulos y especialidades enfocados en el capital humano en una pyme, añade que, dónde más ha aprendido ha sido a través de la experiencia de haber logrado el éxito y haber fracasado a la misma vez. Su verdadera llama de inspiración siempre ha sido el “reinventarse y la creencia en uno mismo”. También es Autor del libro de éxito "Sólo depende de Ti". Antonio, nos pone al alcance un libro único , cómo el propio autor, y un blog dónde podrás ir alimentándote de herramientas para llegar a alcanzar tu verdadero punto optimo de felicidad y éxito en la vida personal cómo en lo profesional. Su libro, te aportará un antes y un después si decides leerlo. "Tu cerebro ya no será el mismo después de leerlo, tu vida tampoco". Mucha SUERTE en tu camino en la vida. Un enorme abrazo. Antonio Murcia López.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*