«Humilde de corazón».

El poder de la humildad en las personas, si, éste, sería curioso empezar este articulo ahondando un poco en el significado de la palabra “humildad”. La etimología nos dice que procede de “humus”, es decir, aquello que se desprende de la naturaleza lo que a su vez la fertiliza y la hace crecer. Sería pues “lo esencial”.

¿Qué es para ti esencial en tu vida? ¿Tu familia, tu trabajo, tus aficiones? Todos disponemos de ese algo que es verdaderamente importante para nosotros, nuestra verdadera esencia. El resto, es simplemente superficial. Pero hay que saber reconocerlo.

En ocasiones las personas no solo nos rodeamos de cosas artificiales, es posible que hasta nosotros mismos nos hayamos convertido, desgraciadamente, “en seres artificiales”.

¿Cómo lo evitaremos entonces?

Practiquemos la Humildad.
Hay quien dice que la humildad, sencillamente, consiste en callar nuestras virtudes y permitir a los demás descubrirlas por sí mismos. Es cierto, pero la dimensión de la humildad va mucho más allá.

Se trataría en primer lugar de una sencilla invitación a ver nuestras limitaciones y a saber reconocerlas. Para aprender, por ejemplo, primero hemos de asumir nuestro desconocimiento mediante el cual, asentar esos nuevos aprendizajes, esas nuevas experiencias. Si aceptamos nuestros propios límites, tomaremos conciencia de todo aquello que nos queda por hacer o aprender. Quien cree que ya lo sabe todo no irá más allá, la soberbia engulle a la humildad y origina personas engreídas a la vez que resentidas.

Ser humilde no es ser débil o ingenuo, al contrario, nos aporta lucidez y una fuerza particular para ver las cosas en toda su realidad. Bien es cierto que en ocasiones puede ser complicado llegar a ver cuál es la verdadera esencia, el verdadero “humus” de nuestras vidas.

Estamos llenos de obligaciones, de presiones laborales, de proyectos que cumplir, de personas ante las que responder y no defraudar… En ocasiones nos sumergimos en una pequeña vorágine de dimensiones donde es complicado entrever lo que de verdad nos aporta la felicidad. Pero es aquí donde empieza la humildad: comprendiendo qué es importante por encima del resto de artificios.

Tu bienestar, tu familia y tú seréis siempre lo más importante. La humildad debe practicarse cada día, y el mejor modo de hacerlo es mediante unas sencillas preguntas ¿qué es lo que me hace verdaderamente feliz? ¿qué es lo que no desearía perder? ¿qué es lo que podría hacer para conseguir o mantener aquello que quiero?

Debemos de mantener la Humildad en las cosas pequeñas, las personas humildes no se vanaglorian de sus éxitos. Practicar la humildad es un ejercicio diario que se mueve con la responsabilidad de hacer las cosas bien, de comprometerse, de hacer lo que toca y lo que es necesario.

Las cosas pequeñas son las que tejen los actos verdaderamente importantes, esos códigos sencillos que tanto nos aportan: una sonrisa, una palabra, un gesto de empatía… aspectos que se instalan en nuestra memoria y que nos aportan la verdadera felicidad.

Saber escuchar, saber entender los silencios, ser receptivos, cercanos, cómplices y sinceros, son características que definen a las personas humildes. Esas que tanta confianza nos aportan y donde deberemos buscar a los verdaderos amigos.

El valor de la humildad no requiere objetos materiales, las dimensiones “intangibles” son casi siempre las que nos aportan verdadero bienestar, verdadera felicidad. Y es aquí donde reside la verdadera calidad de vida… en las cosas sencillas. En el “humus” de nuestra esencia, ahí donde logramos desprendernos de todo lo que es superficial.

¿Qué tal si hoy, lo ponemos en práctica?

Si te ha gustado compártelo con tus contactos y amigos

Un enorme abrazo.

Sobre Antonio Murcia 43 Artículos
ANTONIO MURCIA LÓPEZ es delegado gerente en tres empresas relacionadas con el transporte terrestre tiene una dilatada experiencia en el ámbito del crecimiento y desarrollo personal como profesional. Tras acabar un Master MBA Empresariales en Dirección y Gestión de una Pyme en IOE Madrid Universidad Rey Juan Carlos y un Master MBA Empresariales Dirección y Administración de Empresas en EFEM con sello de La Universidad de Burgos. Se especializó en Dirección y Gestión de Recursos Humanos , durante casi veinte años (selección, motivación, valoración de puestos de trabajo, gestión y evaluación del desempeño, equipos de alto rendimiento, liderazgo, Coach, gestión por competencias, comunicación interna, política retributiva, planes de carrera, Coaching y Mentoring, actitud positiva , inteligencia emocional, Programación neurolingüística, calidad y atención al cliente) además de poseer múltiples títulos y especialidades enfocados en el capital humano en una pyme, añade que, dónde más ha aprendido ha sido a través de la experiencia de haber logrado el éxito y haber fracasado a la misma vez. Su verdadera llama de inspiración siempre ha sido el “reinventarse y la creencia en uno mismo”. También es Autor del libro de éxito "Sólo depende de Ti". Antonio, nos pone al alcance un libro único , cómo el propio autor, y un blog dónde podrás ir alimentándote de herramientas para llegar a alcanzar tu verdadero punto optimo de felicidad y éxito en la vida personal cómo en lo profesional. Su libro, te aportará un antes y un después si decides leerlo. "Tu cerebro ya no será el mismo después de leerlo, tu vida tampoco". Mucha SUERTE en tu camino en la vida. Un enorme abrazo. Antonio Murcia López.

1 Comment

  1. Woah! I’m really loving the template/theme of this site.
    It’s simple, yet effective. A lot of times it’s difficult to
    get that «perfect balance» between superb usability and
    visual appeal. I must say you have done a great job with this.
    In addition, the blog loads extremely fast for me on Chrome.
    Outstanding Blog!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*